Albert Watson. Icono de nuestro tiempo

On 27 February, 2014 by Album Letras Artes
Revista de arte. Albert Watson

Motel Abilege, Las Vegas

Muchas de las imágenes de Albert Watson son auténticos iconos de nuestro tiempo. Así, por ejemplo, la impresionante nuca de Mike Tyson, el rostro de Mick Jagger con máscara de leopardo, Alfred Hitchcock sujetando por el cuello a un pavo listo para pasar a la olla o la burlona voluta de humo de Jack Nicholson en el espejo multiplicador, por citar algunas de sus más célebres fotografías.

Colaborador habitual en Vogue durante las dos últimas décadas, Watson ha publicado en las pági-nas de esta prestigiosa publicación fotografías de las modelos más solicitadas y deseadas, Diana Newman, Naomi Campbell, Christy Turlington o Kate Moss, con quien, en 1993, el fotógrafo realizó una inolvidable serie de desnudos en Marruecos. Porque no hay que olvidar que, aunque Albert Watson sea un cotizado fotógrafo de moda, que ha trabajado para las más grandes firmas de este sector, son sin embargo muchos los que prefieren otras de sus facetas, por ejemplo ésta de los desnudos. Incluso sus imágenes eróticas, que son, tanto las femeninas como las masculinas, espléndidas.

Claro que entre sus admiradores son también muchos los que, en definitiva, lo que prefieren, sobre todo, son las curiosas y extrañas fotografías realizadas en Las Vegas, la patria de adopción de este escocés. Su característica luminosidad, la violencia de los colores, así como el tono evidentemente narrativo y lleno de reminiscencias cinematográficas de estas fotografías realizadas en habitaciones de hoteles y de moteles de la meca del juego, del vicio y del ocio, convierten a estas imágenes en perfectos ejemplos de la estética pop norteamericana de los últimos años. Esto es evidente, por ejemplo, en algunos de los retratos de prostitu-tas y chicas de alterne realizados por Watson en los primeros años del milenio, por ejemplo, en el retrato bañada en tonalidades verde azuladas de la rubia Natalia, o, por supuesto, en los de la striper y“dominadora” Breaunna, morena y provocadora.

Pero, pese al éxito y a la estima que Watson ha logrado en el mundo de la moda, e incluso pese al reconocimiento que algunas de sus series han alcanzado –provocando la aparición de varios libros sobre su obra-, en definitiva, y curiosamente, muy probablemente la fotografía de Watson sobre la que más se ha escrito es en blanco y negro y fue realizada hace ya bastante tiempo, en 1987, en una habitación de motel en Abilene, Texas, para el magazine alemán Stern por encargo de Calvin Klein. Dos parejas medio desnudas ocupan una de esas habitaciones de motel tan características de Watson. Una de las dos parejas, sentada a la izquierda de la imagen, se está besando. Pero lo genial es que un espejo, situado a la derecha de la imagen, refleja esta pareja y su beso. En primer plano, ocupando en la parte inferior de la imagen todo el espacio que separa a la pareja y su reflejo, se halla el chico de la otra pareja, tendido en el lecho, con el torso desnudo y fumando voluptuosamente un cigarrillo. Tras él, ocupando el centro de la imagen, enmarcada por el cuerpo tendido, la pareja y su reflejo, se halla la última chica, sentada en el borde del lecho, dándonos la espalda desnuda, pues está mirando una televisión en la que puede verse un film interpretado por una estrella del cine norteamericano de los años cincuenta. Es lógico que lo extraño de la situación, tan llena de sugerencias y sobrentendidos, y sobre todo su carácter narrativo y cinematográfico haya provocado tantos comentarios. Claro que también los provocó, aunque por diferentes razones, otra de las más célebres imágenes de Watson. El hermoso retrato de ese adolescente de interrogante mirada titulado Golden boy.

Álbum Letras Artes

Escrito por Álbum Letras Artes

Comments are closed.