John Soane – Arquitectura Neoclásica (III)

On 6 December, 2015 by Album Letras Artes

John Soane – Arquitectura Neoclásica (III)

 << Leer artículo “John Soane – Arquitectura Neoclásica (II)” 

Los últimos años de su vida los atraviesa Soane en medio de la incomprensión de su entorno. Aparece como un hombre solitario, enfrentado a una enorme crítica. Pasa este tiempo proyectando grandes edificios públicos y culminando la colección que comprondrá su Museo.

Las realizaciones son ya escasas: Palacio de Justicia (1820), Privy Council Offices (1824-27), Hall de los Francmasones (1828). En todas ellas encontramos la expansión de temas anteriores que han evolucionado. Hay también diseños no realizados como el de Palacio Real, Habitación de Guardarropía del Rey, Galería Real de la Cámara de los Lores, etc…. En estos diseños, Soane vuelve a un Neoclasicismo que si bien aparece mezclado con detalles particulares, no representa ningún avance en relación con sus primeros estudios. 

John Soane. Puerta Cumberland

John Soane. Puerta Cumberland

 Retrocedamos ahora en el tiempo para volver a situarnos en la época dorada de Soane y encontrar allí sus principales aportaciones arquitectónicas. Sin duda, la principal de todas ellas radica en el tema de las “cúpulas”, que ya hemos mencionado al referirnos a la Bank Stock Office, y que es uno de sus argumentos obsesivos.

Las cúpulas están generalmente proyectadas para un efecto interior, sólo hay un ejemplo en sentido opuesto y lo encontramos en la “Tumba de la familia Soane en los jardines de St. Pancras”. Este es un monumento extraordinario que consiste fundamentalmente en un edículo de piedra de un carácter deliberadamente primitivo, que cobija un mauseleo pétreo de mármol. El monolito que cubre el edículo tiene una superficie cupulada y está remontado por un pináculo cilíndrico. Curiosamente, la superficie exterior de esta cúpula se correspondería perfectamente con un molde tomado del interior de la sala de desayunos de la Casa Museo Soane. Otro detalle variable en el manejo de las cúpulas es el tamaño del óculo.

Estas variaciones van desde la Bank Stock Office, donde la apertura ha sido considerablemente aumentada, hasta la Colonial Office y la Old Dividend Office (dos de sus últimas obras), en donde la disposición se modifica de modo espectacular, arrancando la bóveda a unos diez pies del suelo y levantándose sin interrupción, y especialmente en el proyecto para el Court of Chancery en Westminster, donde la expansión del óculo está desarrollada al máximo.

 

John Soane. Pelwall House

John Soane. Pelwall House

El segundo elemento característico de su estilo es el “Primitivismo” que hace su primera aparición en el proyecto de una vaquería en su libro “Plans of Buildings” de 1788. Volvemos a encontrarlo en “Sketches in Architecture” de 1793, donde se reproducen diversos proyectos para casitas de campo que contienen logias y porches, construidos con trabajo rústico. Estas casitas aparecen relacionadas con la cabaña primitiva descrita por Vitrubio e interpretada por los escritores posteriores como el prototipo de las formas arquitectónicas. Aquí se utilizan directamente troncos de árboles aunque posteriormente

Soane introduce otros materiales como pedernal, ladrillo…, y sucesivos refinamientos de detalle. Este estilo alcanza su plenitud en uno de sus edificios más característicos, la Dulwich Picture Gallery de 1811-14, que es de ladrillo con un friso de piedra retraído y una rudimentaria cornisa de piedra. El edificio contiene además de la galería de cuadros, un mausoleo anexo y seis apartamentos. una combinación poco propicia pero a la que Soane sacó un extraordinario partido, consiguiendo un resultado de maravillosa vitalidad con sus partes articuladas mediante una gran variedad de alturas y salientes. 

John Soane. Monumento a la señora Soane

John Soane. Monumento a la señora Soane

Antes de cerrar el artículo debemos dirigir una nueva mirada al tema de la relación entre Soane y Dance, su mentor, ya que es indudable la deuda estilística del primero hacia el segundo y ya hemos tenido ocasión de observar la participación de Dance en bocetos y proyectos de obras de Soane, su aportación en el tema de las bóvedas con motivo del Bank Stock aflice o posteriormente en la Rotonda del Banco de Inglaterra (1796), de cuya aportación existen pruebas documentales en el propio Museo Soane. Aunque también pueden encontrarse casos en la obra de Dance en los que la influencia proviene, por el contrario, del alumno. Hubo fases en las que ambos estuvieron encontrados, con relaciones problemáticas, pero es seguro que Soane nunca habría negado la influencia de su maestro.

 En 1833, a los ochenta años, Soane recibe el Acta del Parlamento por el que su casa va a convertirse en una institución nacional después de su muerte, el Museo Soane con el que tanto tiempo había soñado y para el que había construido especialmente el de Linconl’s Inn Fields en 1812.

John Soane. Residencia canina

John Soane. Residencia canina

En 1988 la Reina Isabel de Inglaterra inauguraba el nuevo Museo del Banco de Inglaterra. Reconstrucción académica de la Bank Stock Office tal como fue acabada por Soane en 1793. Este fue, sin duda, el edificio clave de su carrera. Por decisión del propio banco, y debido a necesidades de espacio, había sido lamentablemente derribado en 1925, y sustituido por otro con diseño de Sir Herbert Baker. Según Nikolaus Pesvner esta “fue la mayor pérdida sufrida por la arquitectura londinense en la primera mitad del siglo XX”. El trabajo de Baker en la reconstrucción de la Bank Stock Office no resultó sino una mala copia de la obra de Soane. En 1986 los Gobernadores del Banco tomaron la resolución de reconstruir la Bank Stock aflice tal y como se terminó en 1793, al objeto de dedicarla a Museo de la Historia del Banco. La existencia de dibujos acotados terminados en 1924, justo antes de la demolición, así como la gran cantidad de material de archivo relacionado con el Banco en el Museo Soane, hizo factible una reconstrucción precisa.

Esta reconstrucción ha presentado serios inconvenientes que han sido resueltos con singular acierto, consiguiéndose reproducir con gran fidelidad el edificio que creó Soane hace doscientos años. Hay que agradecer a los actuales Gobernadores del Banco este acto de filantropía con el que de alguna forma se repara la errónea decisión de sus predecesores mandando destruirlo. Gracias a esta obra podemos experimentar y apreciar el misterio de Soane y su genio.

Escrito por Álbum Letras Artes

Comments are closed.