Maxfield Parrish, pintura realista (I)

On 17 February, 2015 by Album Letras Artes

Maxfield Parrish, un realismo imaginario

Maxfield Parrish, pintura realista

Maxfield Parrish, pintura realista

A lo largo del siglo XIX las publicaciones periódicas adquirieron, paulatinamente, una importancia decisiva como fuerza moduladora del gusto colectivo. El Art Nouveau, en gran medida, se impuso en breve tiempo gracias a las imágenes. impresas en exquisitas revistas. Una primavera de formas y colores cubrió Europa abriendo caminos hasta entonces insospechados. En Inglaterra, hombres como MacMurdo (The Century Guild), Ricketts (The Dial) y Beardsley (The Yellow Book o The Savoy) liberan la línea y equiparan el diseño a cualquier tipo de arte. Con The Studio (1893) las “nuevas” artes aplicadas alcanzan difusión mundial y, animadas por este éxito, aparecen revistas semejantes en la mayoría de paises (Pan, Jugend, Ver Sacrum; Joventut…) 

Maxfield Parrish, pintura realista

Maxfield Parrish, pintura realista

Poco a poco, esta belleza elitista se deja sentir en todos los ámbitos y entra en medios no especializados: el gran público, enamorado de la imagen y ávido de sensa· ciones distintas, exige ver en las páginas de sus revistas paisajes desconocidos, modelos de modistos afamados o cuadros de sus pintores preferidos: la imagen impresa adquiere en aquellos años una importancia sólo comparable a la que actualmente tiene la televisión para nosotros. A medida que nos aproximamos al fin de siglo los avances tecnológicos permiten más depuradas reproducciones y, hecho importante, a costes asequibles. A la vez, la fotografía está en auge y va ganando su propio espacio; más, aún con ello, la impresión de fotografías en color no está perfeccionada y éste queda bajo el poder de los pinceles y grabados: estamos en la denominada “edad de oro de la ilustración”.

En la primera década de nuestro siglo la labor de los ilustradores va a ser pues fundamental para cualquier publicación que aspire al triunfo. De entre el gran número de nombres que surgieron en esta época, el presente artículo está dedicado a un delicioso artista americano que es prácticamente desconocido en España: Maxfield Parrish.

Maxfield Parrish, pintura realista

Maxfield Parrish, pintura realista

Maxfield Parrish (Filadelfia 1870-1966) va a desarrollar en su larga vida una obra personal, homogénea y coherente que eleva la ilustración a cotas de calidad incuestionable. Parrish en sus láminas para libros, portadas de revistas, diseños de anuncios o decoración de salones, tiene el mismo nivel de exigencia con el que se enfrenta a un lienzo. Este rigor en el trabajo va a ser, junto a su constante independencia de modas y escuelas, una de sus características más destacables. Maxfield Parrish, tras un viaje por Europa acompañando a sus padres y después de un curso en París, entra en la Pennsylvania Academy of Fine Arts. Finalizados sus estudios decide, sorprendentemente, dedicarse a la “ilustración comercial”, y no, como todos esperaban dado su talento, al “gran arte”. En Parrish se da la extraña circunstancia de ser un artista formado y consciente que aplica sus conocimientos a las denominadas “artes menores”; mas en esta aplicación Parrish es estricto y jamás cae en lo fácil: elije lo que quiere hacer y luego, partiendo de un laborioso y serio estudio, lo ejecuta no sólo con esmero, sino con técnica exquisita. El resultado es una perfección inigualable. 

Maxfield Parrish, pintura realista

Maxfield Parrish, pintura realista

Maxfield Parrish pronto alcanza su “estilo”; estilo este que nace de la unión de fórmulas aparentemente enfrentadas aplicadas con técnicas que él mismo ha ideado: Parrish va a ser de los primeros pintores que utiliza profusamente estudios fotográficos de paisajes y personas, monta maquetas de casas que reflejan en lagos de espejo, utiliza filtros o proyecta “transparencias”. La finalidad está clara: Parrish persigue el máximo realismo, pero este realismo -“su realismo”- adquiere imperceptiblemente, casi a escondidas, tonos mágicos y lo fantástico aflora a partir de elementos objetivos situados en un espacio que por momentos se convierte en onírico.

 

>> Leer continuación del artículo “Maxfield Parrish, pintura realista (II)”

Escrito por Álbum Letras Artes

Comments are closed.